8 de julio de 2018

Innarith, la platada (y cómo dibujar ciudades)



Hoy vengo a mostraros el mapa de Innarith, la Plateada, la ciudad donde transcurre Gnosis, el relato en que estoy trabajando ahora, un spin off de El Triángulo Sagrado. Innarith fue la ciudad elfa más meridional de la Tierra de Anne. También fue la última gran ciudad que los elfos de Laentis-Anne construyeron. La edificaron varios milenios después del Gran Cataclismo, ya entrada la Edad de los Hombres, pues la Reina Mielina estaba prestando atención a los hombres, y los que vivían en el Plemirión resultaron ser los más capaces, los que evolucionaban más rápido. Eran los helenos, quienes seguían a sus propios dioses, contrarios a los Titanes, a quienes adoraban los elfos. La lucha entre deidades tardó en llegar hasta los mortales, pero cuando lo hizo, los helenos unieron sus banderas por enfrentarlos. En el año -776 c.O. los helenos lograron conquistar Innarith, la Plateada, que hasta la fecha había servido de importante puerto a los elfos. Desde entonces allí convivieron los helenos, pues los elfos no se la arrebataron jamás. Con la ciudad bajo su poder, los helenos alcanzaron la soberanía sobre el Plemirión, y su cultura creció libre del yugo elfo.

Mientras hacía el mapa, fui pensando en las cosas que debía tener en cuenta, para traéroslas aquí. En el manual de Worldbuilding daba algunas pautas sobre cómo crear ciudades, pero hacía más referencia a la ciudad literaria, a las nociones que debemos tener de nuestra ciudad para poder ambientar nuestra historia en ella. Al final se incluían pautas para dibujar mapas de ciudades, pero creo que en la próxima edición reescribiré esa sección, pues no quedó como me gustaría. Así que aquí vengo con algunas nociones más a tener en cuenta para dibujar mapas de ciudades.

Dimensiones y otras consideraciones

Lo primero en que debes pensar es en las dimensiones de tu ciudad. Toma un lienzo lo más grande posible e imagina lo grande que quieres que quede la ciudad sobre el mapa. ¿Es una inmensa urbe o una aldea fortificada? Trata de imaginarte las dimensiones sobre el mapa, pero no dibujes nada aún, antes debes colocar la geografía.
Dibuja a lápiz, y ten a mano la goma, no tengas miedo de usarla. Ya lo pasarás a tinta al final. 

La geografía

¿Se trata de una ciudad portuaria o interior? Puede que tu ciudad se encuentre entre montañas, y que diferentes secciones se levanten en cimas cercanas, unidas por una muralla. O que se tate de una extensa llanura, que cruza un río. ¿Dónde habría sido el mejor lugar para construir una ciudad? Debes plantearte esto desde dos perspectivas: el emplazamiento de la ciudad a nivel macro y nivel micro. Me explico:

Macroemplazamiento


En primer lugar debes poder situar tu ciudad en un mapa superior, es decir, de la región, nación o continente donde se encuentra la ciudad, pues ello te dará información para entenderla. Pude que ya la tengas situada en el mapa, o que no te interese esta parte, en ese caso, sáltatela. Si es el primer caso, piensa en qué le aporta el terreno a al ciudad, en cuanto a recursos. No es lo mismo una ciudad portuaria que una ciudad entre montañas. Si la vas a situar ahora en el mapa, ten en cuenta las razones por las que sería construida. Puede tratarse de una posición estratégica, ya sea desde el punto de vista militar como civil, por tratarse en regiones en que se da bien el cultivo, por ejemplo. Debes tener en cuenta también la geopolítica, y las razones históricas que llevan a una cultura a construir en tal emplazamiento. Pero de eso hablamos más adelante. Además, no olvides que una ciudad debe tener un constante suministro de agua, así que no se encontrará lejos de una fuente de agua potable.

Microemplazamiento


Teniendo en cuenta el lugar donde se va a construir la ciudad, puedes imaginar la geografía sobre el mapa de tu ciudad. Dibuja  la linea de costa y todos los elementos de escenografía primero. Trata de pensar en el mapa como si tuviera tres dimensiones. Dibuja los lugares donde el terreno se eleva o desciende (consulta el mapa de Innarith para un ejemplo). Deja bien clara la geografía, pues en principio debe ser estática, la ciudad debe adaptarse a ella, y no al revés. Piensa en cómo los constructores de la ciudad pudieron aprovechar la geografía para planificar el comienzo de la ciudad. Las posiciones elevadas suelen ser las mejor defendibles.

La cuarta dimensión: la historia de tu ciudad

Antes de comenzar a dibujar tu ciudad, debes pensar en ella como algo temporal, no es estática. Tuvo un comienzo, una primera piedra que se levantó por alguna razón en ese lugar específico. Y por esa y otras razones se logró convertir en la gran urbe que quieres dibujar. Piensa en tu ciudad como un ente cambiante: nació en un punto, y desde ahí creció hasta el punto de inflexión en que es plasmada en tu mapa. Es interesante pensar en hacia dónde evolucionará después, pero eso no nos interesa ahora. Pensar en cómo creció tu ciudad le dará sentido al mapa. Puede haber nacido desde una atalaya fronteriza, de una aldea de pescadores, o de un pueblecito de montaña. Si conoces su historia, podrás darle sentido. El primer emplazamiento de la ciudad suele ser el más importante, y en torno a él crece la ciudad, que puede haber incluido en el tiempo a otros núcleos urbanos cercanos. Debes pensar en los periodos bélicos que haya vivido la ciudad, pues en ese momento la ciudad habrá tenido que preparar defensas, como murallas, fosos y torres. Debes tener en cuenta la evolución de la ciudad, y situar sus edificios de acuerdo a ella.

Construcciones

Sitúa primero aquellos edificios que fueron construidos en primer lugar. Es posible que haya pasado mucho tiempo de eso, y que otros los sustituyan, no importa, dibuja esos. Las primeras construcciones deben tener en cuenta la geografía en primer lugar. Coloca la primera piedra de tu ciudad. Comienza con los edificios emblemáticos y las posiciones defensivas, y deja las pequeñas edificaciones para el final. Debes pensar en algo importante llegados a este punto: ¿Tu ciudad fue planificada o surgió erráticamente a demanda de sus habitantes? Por que ello determinará su callejero. Las ciudades planificadas son ordenadas, con calles largas y plazas bien situadas, donde predominan los ángulos rectos. Las ciudades que crecieron libres en el tiempo son desordenadas y responden más a la historia de la ciudad, a lo que necesitaron sus habitantes, a la velocidad a la que crecieron, a lo que les ha permitido la geografía... Una vez hayas situado los edificios emblemáticos, las grandes plazas y las posiciones defensivas, puedes comenzar a dibujar edificaciones menores. Piensa de nuevo en el callejero, normalmente las ciudades tienen avenidas principales que unen los edificios emblemáticos con las puertas de la ciudad. Estén ordenadas las calles o no, habrá desde calles más anchas hasta callejones. 

Escala

Debes tener en cuenta la escala también, sin olvidar las dimensiones de tu ciudad. Toma una regla y mide uno de tus edificios. Calcula cuánto que debe abarcar la fachada que acabas de medir. ¿Cinco metros? Ya tienes la escala. Para hacer un cálculo del tamaño del edificio de tu mapa, imagínate dentro de él, compáralo con las dimensiones del lugar donde estás. La distancia en milímetros equivale a esa distancia imaginaria en el mapa. Es bueno que dibujes una linea recta a un lado, y marques equivalencias de tu escala, para poder manejarla mejor. La escala te ayudará a mantener las proporciones de los edificios, trata de mantener una coherencia. Los edificios emblemáticos suelen ser los de mayor tamaño, y las viviendas más pequeñas, pero todo dependerá de tu ciudad, porque en una ciudad actual tal vez no se cumpla esa regla.

Tecnología y estilo arquitectónico

Puedes plantearte también, para darle más realismo, cómo son tus edificios. ¿Están hechos de adobe, de ladrillo o de piedra? ¿En qué momento evolutivo, desde el punto de vista cultural, se encuentra tu ciudad? Puede que no quede plasmado sobre el mapa la belleza de tus edificios, pero debes imaginártela, para poder contarla después. Además, el mapa de tu ciudad se verá condicionada por ella. Debes pensar la forma en que viven en tu ciudad, ¿tiene parques, plazas monumentales, templos y hermosos puentes? Puedes plantearte de qué formas expresan el arte sus habitantes, puede que levanten estatuas en plazas, y que adornen sus edificios con columnas. Ahí es donde juega la imaginación, y tu creatividad. No te olvides de buscar la coherencia con respecto a la geografía y la evolución de tu ciudad.

Trabajo posterior

Puede que hayas borrado mil veces hasta darle forma a tu ciudad. El nivel de detalle que hayas alcanzado dependerá de tu habilidad, no te vengas a bajo las primeras veces. En todo caso, un mapa nunca está acabado en lápiz, al pasarlo a tinta gana mucho. Elige rotuladores de punta fina con varias medidas, para que puedas jugar con los detalles. La línea de costa y los elementos geográficos estructurales suelen ir con mayor grosor, y los edificios menor. Usa rotuladores de colores para dibujar las líneas geográficas que marcan el relieve en el mapa, para las zonas boscosas, los campos o lo que necesites. Pasarlo a tinta es una tarea costosa en tiempo, pero vale la pena. Y el mapa no acaba ahí. Después debes pasarlo por el scanner y de ahí a retocarlo con el photoshop, pero eso daría para un tutorial completo, y no es el objetivo ahora.

Espero que esta entrada os haya gustado, y os haya servido para dibujar vuestro mapa. 
Saludos!
Chris.











¡Si te ha gustado, compártelo!
¡Y no te olvides de comentar!

14 de junio de 2018

La gran ola

La gran ola





En ese momento se abrió la puerta del camarote, y Loas de Dálmatos entró completamente empapado. 
―Capitana, tiene que ver esto.
Cuando se dio cuenta, la silla y el biombo se corrieron hacia proa, deteniéndose en la pared, pues el galeón volvía a inclinarse.
Issora se puso de pie.
―Quédate aquí ―le ordenó a la elfa. Entonces echó a correr tras el alférez. Llegaron a cubierta cuando la nave ya se inclinaba sobre el eje horizontal unos sesenta grados, así que debió agarrarse a los pilares de la regala del castillo de popa. Fue hasta la escalera y subió hasta allí, agarrándose a los cabos de refuerzo de la contramesana, y lo que vio no tuvo igual. Una inmensa ola crecía a popa, llevándose la nave. A gran altura, el Dos de Espadas la navegaba como podía, remontando su cúspide. Éste ya estaba en posición vertical, y ellos los seguían. La Rosa continuó inclinándose, y ella se cayó a los pies de la regala. Mientras la popa iba subiendo, todos debieron agarrarse a algo, dos de los marineros que estaban allí se aferraron a la contramesana, pero el tercero se fue para abajo, cayendo por las escaleras y perdiéndose en cubierta. Se escucharon gritos entre la lluvia. El viento había cesado, como si la inmensa ola los estuviera resguardando, pero su amenaza era tal, que nadie se dio cuenta. Loas de Dálmatos estaba colgado de los barrotes de la regala, justo donde estaba Issora. Todo su peso recaía sobre la estructura de madera, pues la gravedad ya no obedecía al orden natural, dada la posición del galeón.
―Capitana ―dijo el alférez. Estaba colgando completamente, pateando el suelo del alcázar―, no sé si saldremos de esta.
―Saldremos ―sentenció ella―. Suba aquí, alférez.
Éste sonrió. Apenas podría ver algo, y ahí tendido esbozó una expresión irónica. Entonces, colgando, pasó al siguiente pilar de la regala, después al siguiente y avanzó hasta la escalera. La nave seguía remontando la ola. Issora trataba de ayudar al alférez, agarrándolo fuertemente los brazos a través de la regala, cuando echó un vistazo a popa. El Dos estaba alcanzando la cúspide de aquella cosa que simulaba ser una ola. Loas se impulsó y saltó a la regala que subía por la escalera. Trepó por ella hasta ascender y quedar tendido con Issora en el castillo de popa.
―Capitana ―dijo con desdén.
―Alférez ―sonrió ella.
La Rosa estaba completamente vertical, allá abajo se veía a todos agarrados a algo, colgando de mástiles o de cuerdas. Más de uno se había ido al agua. Ahora uno de los dos marineros que estaban allí se aferraban a la regala de estribor. Miraba a la capitana muerto de miedo.
Ella se giró y miró hacia abajo.
―¡Maestre! ―gritó.
―¡Capitana! ―se escuchó de algún lado.
―¡Saldremos de ésta, maestre!
―¡Sí, capitana! ―respondió Therco.
―¡¿Me han escuchado?! ¡La Rosa sobrevivirá a esta ola!
No se escuchó ninguna respuesta. Miró al alférez mientras ascendían. Aquella ola era inmensa, parecía que la escena se hubiera congelado, aunque la lluvia les caía en la cara.
―Capitana ―dijo Loas de Dálmatos. Ella lo miró―, admiro su convicción. Es un honor haber servido bajo su mando.
―Alférez, no quiero volver a oírle decir eso. ¿Me ha entendido?
Él sonrió.
―¿Lo ve, capitana? Siempre he admirado su convicción.
―Saldremos de esta. ―Issora no podía dejar de repetir eso. Lo dijo un par de veces más, hasta que Loas la cogió de la chaqueta, colocándosela enfrente. Muy cerca.
―Capitana, sabe que siempre he deseado un beso suyo, y no me iré al fondo del mar sin él.
―Alférez, compórtese.
Él la seguía agarrando desde tan cerca, con la nave ascendiendo aquella ola inmensa, cuando sonrió de aquella manera irónica otra vez, justo antes de intentar besarla. Pero Issora, antes de dejarle hacerlo, le dio un empujón apartándose.
―¡Loas! Sabe perfectamente que eso no va a pasar con un miembro de esta tripulación.
El alférez se quedó perplejo, asomando una pizca de ira en su expresión.
―De esta… ―sus palabras salieron con rencor, y no le importó. Era joven aún, de buen ver y con buen rango, pero ella se lo estaba dejando claro. No iba a pasar. No dijo una palabra más, se aproximó a la escalera y trató de bajar al alcázar, pero aquello era difícil, la nave se inclinaba verticalmente sobre el nivel del mar, amenazando con llegar a la cresta escarpada. Issora trató de detenerlo, pues no era tarea fácil. Loas de Dálmatos, se soltó el brazo que ella le agarraba, y con el tirón que dio, se balanceó hacia un lado, sin poder agarrarse a nada. Entonces cayó por la escalera. Issora lo vio a través de los pilares de la regala del alcázar, precipitándose al vacío.

La gran ola (capítulo XII)




Hola!

La Rosa de los Vientos ya está corregida, lista para ser editada. Estoy preparando el envío editorial, espero pronto informaros más. De momento os dejo este pedacito para abrir boca!

Hasta la próxima!
Chris.



¡Si te ha gustado, compártelo!
¡Y no te olvides de comentar!

23 de abril de 2017

Worldbuilding en la NetCon 2017

Hola a tod@s!

Vengo a contaros que entre los pasados días 12 y 16 de abril se celebró la tercera edición de la NetCon (2017), una convención online de roleros con la intención de reunirse para jugar online, conocerse y tratar temas al día. Debo admitir que ni participé, ni supe de hecho que se estaban celebrando, pues llevo desconectado de los juegos de rol una temporada (demasiado larga). El caso es que entre las charlas que tuvieron, el 14 de abril tuvo lugar un hang out sobre Worldbuilding muy interesante. Os dejo el vídeo a continuación, son 2 horas 45 minutos, tan largo como interesante, y con una mesa de lujo.


En el vídeo participaron Dr Alban, +Gonzalo Durán, +Luis Montejano, Roberto Alambra, +Rodrigo García Carmona, +Sirio Sesenra y +Variable, y moderada por +Viajero Salvaje, todos ellos creadores consagrados de mundos. El vídeo está enfocado más a directores de juegos de rol, pero también a creadores de mundos literarios.
Cabe destacar la mención (2:43:27) que hace Luis Montejano a Worldbuilding, Manual de creación de mundos imaginario, a quien le estoy muy agradecido! 

Los temas que trataron en el coloquio son lo siguientes:
  • Método de construcción del mundo
  • Influencia de la historia de nuestro mundo real en el mundo creado
  • Influencia de otros mundos/autores
  • La tecnología en nuestros mundos literarios y como afecta a la sociedad
  • Consistencia en la construcción del mundo
  • Cartografía: ¿qué determina qué: el mapa o la cultura?
  • Fronteras en los mapas
  • Tratar temas polémicos en las historias (juegos, novelas o en el propio mundo)


Mi reflexión sobre la charla

Además de interesante y productiva, pues sirve para conocer las cabezas de estos maestros y los mundos que han creado, la charla sirve para ver diferentes perspectivas de cómo crear mundos imaginarios desde un punto de vista aplicado. No hay una manera unitaria de crear mundos (ni dos, una para cada método, arriba-abajo o abajo-arriba), hay tantas como creadores de mundos. Pienso que toda la charla, de hecho, aunque abordaba diferentes temas, trataba sobre el método de construcción y la consistencia. Esos dos temas fueron constantes, camuflados o no, a lo largo del coloquio. Y en todos los casos (como en casi todas las cosas de esta vida), la mejor posición es la ecléctica: depende. Construir de arriba hacia abajo o viceversa depende del objetivo. En cuanto a la consistencia, sí pienso que es importante ser consistente y establecer reglas del mundo a priori, y respetarlas: no engañar al lector/jugador (al consumidor del mundo). Hay un momento en que se plantean si explicar determinados elementos al lector/jugador, sobre el funcionamiento del mundo, con el fin de que se entiendan ciertas inconsistencias (o elementos que pudieran parecer insoncistentes al compararlos con el desarrollo de nuestro mundo real). Estoy con lo que querían explicaciones, pero siempre desde la sutileza. No hace falta explicar las cosas de forma explícita, lo ideal es, de nuevo, ser ecléctico, y tratar de explicar las cosas al lector dando claves de lo que pasa en ese mundo. ¿Hacía falta un Obi-Wan Kenobi explicándonos lo que son los midiclorianos? En una película es más lógico explicarlo en un diálogo, de forma explícita, y también es cierto que la explicación tiene todo el sentido del mundo en ese contexto.

Me ha gustado en especial las reflexiones sobre la influencia de la historia y la reflexión sobre qué va antes, la geografía o la cultura. En cuanto a la influencia de la historia, en mi caso es clara la influencia: mi mundo está basado en nuestro mundo real, claro que los elementos de fantasía lo envuelven todo. Pero es cierto, como bien dicen, que apoyarnos en la historia del mundo real tiene una ventaja: ayuda al consumidor a entrar en una determinada ambientación y nos ahorra a los creadores explicar cosas que deben darse por hechas. Por ejemplo, en mi caso, que el lector sepa que El Triángulo Sagrado se ambienta en la Grecia clásica me soluciona mucho. Ahora, hay que asegurarse de crear una ambientación apropiada y acorde, donde interaccionen bien la Grecia clásica y la fantasía.
En cuanto al debate sobre geografía y cultura, ¿qué determina qué? La solución a esa pregunta en realidad es la misma que para ¿construimos de arriba hacia abajo o al revés? Yo, en este caso particular, pienso que el desarrollo cultural de un pueblo va a depender, inevitablemente, de la geografía: su desarrollo tecnológico, por ejemplo, depende de los recursos disponibles del medio. Y prefiero conocer la geografía para crear la cultura que la ocupa. Pero no descartaría un método de creación inverso, siempre y cuando la geografía que se tata de adaptar a la cultura sea coherente y consistente: si una cultura ha desarrollado la metalurgia, necesitará montañas con minas de metal. Estas montañas, si están cerca del mar harán que el terreno sea más húmedo, acumulando nubosidad, creando ríos... etc.
Para terminar, en cuanto a la reflexión de las fronteras en el mapa... Algunos en el vídeo rehuyen de ellas por parecerles artificiosas, pero seamos claros: las fronteras son artificiales en todos los casos, ya sean reales o imaginadas. Eso no significa que no deban existir en los mundos de fantasía. Por supuesto, estas fronteras dependen de muchas cosas: fronteras físicas (montañas, ríos, bosques, etc); de conflictos anteriores entre grupos, como guerras, migraciones, etc; de reparticiones arbitrarias, como en el casi de África; y un largo etc. Me ha llamado la atención de uno de ellos en el vídeo que decía algo así como "si una cultura ocupa un espacio hasta un bosque, donde vive otra cultura, no puede haber una frontera... simplemente ambas culturas se separan ahí" (no es una cita textual), y digo yo: ¿no es eso precisamente una frontera?


Os aconsejo ver la charla si estáis interesados en la creación de mundos, vale la pena!
Hasta pronto!

¡Feliz día del libro!

PS: ¿Papel cebolla? ¡Photoshop, señores!




¡Si te ha gustado, compártelo!
¡Y no te olvides de comentar!

14 de febrero de 2017

Los Pendientes de la Reina


Hoy he caminado entre las fucsias, embriagado con sus aromas y coloridos, como si andar fuera un trámite, como si no existiera ni el suelo ni el horizonte difuminado del bosque. He paseado aletargado, deseando que la ensoñación no terminara, sin darme cuenta de que el bosque me estaba atrapando. Sus criaturas me guiaban hacia un lugar acomodado entre las flores, engañándome con su dulzura, dispersando todo raciocinio de mi mente. 
Entrar en el Bosque de Fucsias ha sido la última y más placentera cosa que he hecho en mi vida, y la repetiría por tantas vidas tuviera que vivir y abandonar.


He de contaros que acabo de regresar del sur de Chile, un viaje precioso que me ha llevado a Valdivia, el Lago Llanquihue y la Isla de Chiloé. Del viaje me han maravillado muchas cosas, como los Castillos del Fin del Mundo; el Volcán Osorno; y la isla mágica; pero lo que más ha despertado mi yo creativo, lo que ha despertado al Chris escritor que lucha por no dormirse, han sido los pendientes de la reina. Ya os he hablado de Odín, la Bruja Bella (específicamente aquí, pero también aquí y aquí), uno de los personajes de las Crónicas de la Guerra de los Mil Años, uno de sus personajes protagonistas, de hecho, y a pesar de que la guerra durará un milenio. ¿Por qué? Pues porque Odín utilizaba los pendientes de la reina para ser la mujer más hermosa y longeva de la Tierra de Anne. Se trataba de unas florecillas, las fucsias, que ella había hechizado, y que al colgárselas, le dotaban de belleza extrema, y la hacían inmortal. Odín nació en el año -516 (Calendario Occidental) y vivió hasta después de que acabara la guerra (después del S. V). Su obsesión fue tal, que su rastro quedó en varios sitios en la forma de estas florecillas. En el Siglo -V vivió en la Torre de Ihren, al norte de las Montañas del Anochecer, y en los lindes del Bosque de las Bestias ordenó plantar incontables plantitas de fucsias, para abastecerse de sus pendientes encantados. En -397 la torre es conquistada por las bestias (cuando pasaría a llamarse la Torre de Gorloth), y el Ladrón de Almas, al ver el potencial de la bruja demonologista, le permite vivir. De hecho, Odín se convierte en una pieza clave para la conquista de los vesorianos sobre la Tierra de Anne. El Ladrón de Almas la recluiría después en la Torre Invisible, que se haya donde los afluentes del río largo se unen en el centro de la Tierra de Anne. Ella, en su obsesión por las flores, comienza a plantar en la zona, y es ahí donde nace el Bosque de Fuxias. [Ojo: hasta este momento en la cartografía de la Tierra Anne este bosque aparece como "El Bosque de las Brujas", pero considero que dada la historia, y la naturaleza de la planta, a partir de este momento se llamará "El Bosque de Fucsias".]  La historia de Odín es larga y continúa, ella participaría en importantes batallas a lo largo de la Guerra de los Mil Años, como en la Batalla de las Almas, donde fue capturada la ciudad de Lanthas (año -15) y en la Batalla de Aluadinia (año 52) donde fue invocado Fannygorn, el Supremo, por vez primera. Así, será un personaje recurrente a lo largo de las Crónicas de la Guerra de los Mil Años. Aparece al menos en 4 de ellas: en La Torre; en El Creador de Mundos; en El Libro de las Bestias; y en La Batalla de las Bestias. Así, aunque aún no sé bien cómo acaba su historia, el Bosque de Fucsias mantendría su esencia para siempre, pues ella lo crearía durante todo ese tiempo. En él, las plantas de fucsias crecen silvestres, haciendo frondoso un bosque de ensoñación, que parece hermoso, pero en realidad es terrorífico, hogar de duendes y demonios, refugio de brujas y hechiceras.

Pincha en este mapa para situar el Bosque de las Bestias y el Bosque de Fucsias,
donde crecerían por doquier estas flores tras el paso de Odín.


A toda esta historia no añado nada nuevo ahora, salvo el nombre del bosque, y que éste fue creado por ella durante la Guerra de los Mil Años, pues hasta ahora pensaba que simplemente ella había llegado en esa época al bosque. Es una historia que pensé/escribí entre 2011 y 2012 (aún inconclusa), pero que ha vuelto a mis pensamientos por haber visto tantas fucsias estos días. Y aquí viene la reflexión que os quería traer, y mi maravilla de estos días. Resulta que yo conocí esa planta en 2011 en Tenerife (España) donde solo crece de forma artificial, en maceta. Jamás pude imaginarme esa flor silvestre. Siempre la vi en una plantita diminuta, muy bonita, ornamental. Imaginad mi sorpresa estos días cuando comienzo a verla silvestre por aquí! Y es que es originaria del sur de Chile... Me ha impresionado muchísimo. He podido verla en su esencia pura, natural, como crecería en el Bosque de Fucsias. Me he sentido caminando entre ellas, en un frondoso bosque de fucsias, helechos y arrayanes, embriagado por sus aromas y coloridos, paseando junto a odín por su reino de terror y maldad. Me ha maravillado viajar hasta allí. Y al llegar, necesitaba compartirlo con vosotr@s.

Espero que os haya gustado esta experiencia, y que os haya gustado la historia del Bosque de Fucsias, que en él perdure siempre la esencia de Odín, la Bruja Bella.


Nota: todas las fotos de esta entrada han sido tomadas por mí o mi prima Su a orillas del Lago Llanquihue, sur de Chile.




¡Si te ha gustado, compártelo!
¡Y no te olvides de comentar!

22 de octubre de 2016

Mi relación con las letras



Hola!
En esta entrada me voy a sincerar, os lo advierto antes de que empecéis a leer.

En mi última entrada os contaba que me venía a Concepción, Chile, a vivir, y desde entonces no habéis tenido noticias mías. Y ya es hora de arreglar eso.
Llevo aquí desde principios de agosto, y tras un periodo de adaptación en casa de familiares, ya estoy haciéndome a mi rutina, una rutina vertiginosa que me encanta, pero me tiene demasiado ocupado. Como os dije, estoy trabajando como profesor en la Facultad de Educación de la Universidad Católica de la Santísima Concepción. Estoy impartiendo varias asignaturas en la carrera de Educación Diferencial (Educ. Especial) sobre trastornos de aprendizaje y metodología de investigación, y en el Postgrado de Educación Especial, donde estoy impartiendo una asignatura sobre Psicología de la Escritura (centrada en las dificultades de aprendizaje), que me está gustando mucho, pues me está permitiendo hablar sobre escritura, aunque no sea desde el punto de vista literario. De hecho, los dos Chrises que hay en este mundo, el académico y el escritor, están valorando la posibilidad de caminar juntos, y dirigir mis investigaciones hacia la psicología del aprendizaje de la escritura. Ya os contaré sobre esa jugosa idea.

El caso es que mi vida ahora me apasiona, pero me tiene trabajando, en ocasiones, desde las 9 am hasta las 11 pm. Sí, ha habido días así de intensos, aunque no lo son todos. Pero sí estoy trabajando todos los días (se acabaron los fines de semana para mí). ¿Y por qué os cuento esto? Para excusarme ante mis lectores y ante mí mismo por mi descuido hacia las letras. No tengo tiempo para escribir, y cuando trato de hacerlo, estoy tan agotado que no me sale ni un carácter. Pero es curioso cómo funciona el cerebro creativo, ansioso por inspirarse y producir: sin habérselo pedido a mi cabeza, ésta solita me ha aportado ideas para varios relatos (que no he escrito, claro) y para El Triángulo Sagrado (que estoy deseando retomar). Es decir, mi cuerpo no me permite escribir (muerte por agotamiento comprensible, seré benévolo conmigo mismo), pero mi cabeza necesita escribir, sigue escribiendo, sigue clamando por poner en marcha mis dedos sobre el teclado, sigue construyendo la trama de El Triángulo Sagrado, aunque no se lo he pedido.
Esta tarde me ha ocurrido algo impresionante. Tengo que preparar 8 horas de clase y dos exámenes para la semana que viene (entre otras cosas), pero no podía más, y me he dado la tarde libre. Cuando digo que no podía más, lo digo en serio. Estuve dando clase de 9 a 13, sí, en sábado. Así que me he dado la tarde libre. Resulta que estos días hablaba con Víctor J. Sanz, mi editor, sobre La Rosa de los Vientos, la cual está revisando. Y gracias a este descanso que me he permitido esta tarde, me he sentado en el ordenador y me he puesto a pensar en La Rosa, y me han venido mil cosas a la cabeza que tengo que hablar con él, ideas de cosas que podríamos modificar. Vale, esto no debería contároslo, pues forma parte del proceso de edición, pero lo que pretendo decir es que en cuanto a mi cerebro académico lo bajo al banquillo, mi cerebro escritor sube dispuesto a todo, con las pilas cargadas, deseando crear, deseando seguir escribiendo. Es algo que me tiene maravillado.
Precisamente a Víctor le he leído explicando que ésa es la sensación que tienen los escritores, esa necesidad por las letras, como si ellas mismas te reclamaran, ese discurso de tu yo creativo que es irrefrenable.

¿Y para qué todo esto?
Para deciros que sigo aquí, lejos, en la sombra y agotado, pero sin dejar de escribir.

Un abrazo a todos los que hayáis leído este manifiesto de amor por la letras y la necesidad de crear.

Chris.



P.S.: Por cierto, he actualizado mi Bios, por si os interesa.


¡Si te ha gustado, compártelo!
¡Y no te olvides de comentar!

6 de agosto de 2016

CAMBIO: ME VOY A CHILE!

Hola a todos! Vengo a contaros, por fin, que me voy a Chile a vivir!




Voy a ser profesor en la Facultad de Educación de la UCSC, en Concepción, Chile. Me voy para un periodo largo, de varios años, y no me atrevo a pensar en fecha de vuelta. Voy a estar dando clase de dificultades de aprendizaje (y temas relacionados) en el Grado de Educación y en el Posgrado en Psicopedagogía y Educación Especial. Además, voy a participar en proyectos de investigación donde estaremos estudiando la comorbilidad entre las dificultades de aprendizaje en lectura (dislexia) y en matemáticas (discalculia).



A efectos prácticos, y gracias a las tecnologías del S. XXI, seguiré activo como si nada hubiera cambiado! De hecho, Scribere Editores se está extendiendo a Latinoamérica, así que pronto comenzaremos a vender libros en Chile (ya se venden en México).
Los últimos meses he estado un poco disperso, precisamente debido a este cambio hacia Chile. Pero sabéis que estoy trabajando en El Triángulo Sagrado, novela cuya redacción continuará allí.
Después de la baja actividad de los últimos 6 meses, es posible que no lo notéis, pero es probable que durante los próximos meses no pueda actualizar mi web ni hacer grandes cosas a nivel técnico, pues cuento con un portátil y software limitado. Espero poder mantenerme al día a ese respecto. ¡Lo iréis viendo!

¡Deseadme suerte en mi nueva vida!




¡Si te ha gustado, compártelo!
¡Y no te olvides de comentar!

31 de julio de 2016

La Orden del Recuerdo



Como sabéis, estoy trabajando en El Triángulo Sagrado, historia que va creciendo a medida que avanzo. En ella os cuento la vida de Mnesarco, de Samos, lo que le ocurre, los lugares que visita y le influyen, la gente que conoce, y la influencia que ejerce él en Mi Mundo. Ya terminé la primera parte (48.500 palabras; podéis leer el borrador en Wattpad). Durante la segunda parte, Mnesarco va a pasar 11 años en la Torre del Recuerdo. Hasta ahora sabía muchas cosas de la Torre del Recuerdo, pues es un lugar de Mi Mundo que me intriga y fascina. He escrito alguna historia ambientada allí: La Corona Radiante, una de las Crónicas de la Guerra de los Mil Años; y El Eviterno. Ambas historias comienzan en la Torre del Recuerdo (y que no he terminado, pero terminaré). Además, ha aparecido como elemento tangencial en numerosos relatos desde que tengo memoria y habilidad para contar cuentos. Pero debo confesaros que hasta ahora no había necesitado saber demasiado en profundidad sobre la Torre del Recuerdo y los integrantes de la orden religiosa que habita allí. Sabía lo suficiente para funcionar, pero ahora, para narrar los 11 años que Mnesarco pasará allí, he necesitado saber más. Así que haciéndome caso a mí mismo, a partir de las pautas que doy en Worldbuilding, manual de creación de mundos imaginarios, he descrito todo lo necesario (hasta la fecha, pues seguirá creciendo) para escribir esta historia, para documentarme sobre cómo viven allí, para ambientar la historia, para saber contároslo.

Todo lo que sé de la Orden del Recuerdo


A modo de Biblia del Mundo Secundario, he hecho este documento gráfico, donde reúno toda la información que tengo sobre la Orden del Recuerdo y los habitantes de Mesnäa (la isla donde está la Torre del Recuerdo), para tenerla a mano y para mostrárosla. Tened en cuenta que esto son notas del autor, que en la práctica real no deben mostrarse al lector, pero que comparto desde un punto de vista didáctico, para quienes estáis creando organizaciones en vuestros mundos secundarios para vuestras historias o juegos. ¿Por qué no debe mostrarse a los lectores? Este "compendio de información" es para el autor, para que tenga en cuenta todos los elementos de un ambiente determinado donde se desarrolla la historia que escribe, y que debe ir mostrando de forma implícita en la historia. Los elementos que encontraréis en este documento no deben contarse de forma explícita, al menos no todos. Ya sabéis: debéis mostrar, no contar.
Por cierto, aunque aún queda mucho para que El Triángulo Sagrado esté acabado y publicado, debéis tener en cuenta que este documento contiene numerosos spoilers. 

Borrador del plano de la Isla de Mesnäa (y la planta baja de la Torre del Recuerdo)
Perdonad la calidad, aún no está pasado a tinta, y tomado al foto con el móvil.

Cuando esté acabado os enseñaré este mapa de forma oficial.


Como os decía, esta historia crece a medida que avanza, pues  he trazado mis mapas conceptuales y escaletas sobre el argumento principal, con los principales conflictos. Es decir, ya sé lo que va a ocurrir desde el inicio hasta el final de la historia: la historia se divide en 2 grandes bloques: Primer Exilio y Segundo Exilio. El primero de ellos se divide a su vez en 2 partes (estoy escribiendo la segunda); y el segundo bloque se divide en 3 ó 4 partes, aún no lo tengo del todo decidido. En lineas generales ya sé qué ocurre en cada una de ellas, pero claro, es una historia larga, y voy incluyendo conflictos y personajes a medida que avanzo, pues la propia historia los demanda. Por ello, llegados a este punto, que Mensarco ha llegado a la Torre del Recuerdo y va a pasar allí tanto tiempo, necesitaba saber más sobre el lugar, crear conflictos e introducir personajes y tramas paralelas (para no aburriros!). Lo mismo iré haciendo con cada una de las partes de la historia. Es interesante, tener todo en la cabeza (a grandes rasgos) y darme cuenta de que en cada parte de la historia, debo detenerme a ampliar contenido: al final, cada parte de la historia está siendo una pequeña historia, ya veremos si al final se publica todo junto o por volúmenes.
¡Estoy disfrutando como un enano creando y redactando esta historia, que cada día me gusta más!

Ahora os toca a vosotr@s: ¿qué os ha parecido? ¿Os servirá esto para crear vuestras propias organizaciones y ambientes literario? ¿Os gusta mi trabajo? ¿Algún consejo? ¿Alguna duda?
¡No os cortéis!



¡Si te ha gustado, compártelo!
¡Y no te olvides de comentar!

10 de junio de 2016

Mis libros y las estanterías

Hola!

vengo a contaros algo que me llena de orgullo y alegría, aunque os lo he contado ya por twitter y facebook, os lo cuento mejor por aquí. Y es que por fin ¡hay libros míos a la venta en librerías tradicionales! Siempre me pregunté cuándo vería mis libros en las estanterías de una librería, pues ese día fue el 7 de junio de 2016.

En Norma Còmics

Como sabéis, Worldbuilding, manual de creación de mundos imaginarios fue publicado, a través de Scribere Editores, en formato papel (rústica, 15x21cm) durante el mes de mayo. Entonces nos pusimos en marcha para distribuirlo en tiendas especializadas. Concretamente, la editorial tiene un convenio con la tienda Gigamesh en Barcelona, centro de referencia de la fantasía en España.
Y yo, en nombre de la editorial, me he dedicado a distribuirlo por Palma de Mallorca. Así, el libro está ahora a la venta en Metrópolis Mallorca (¡el escaparate es de ellos!), en Norma Còmics y en Gotham Còmics. En todos ellos hemos recibido una grandiosa acogida, y en todos se ha hablado de hacer presentaciones, pero aún no hemos concretado fechas.

Escaparate de Metrópolis MCA

Así que, como veis, estoy muy contento y satisfecho.
Y muy contento con Scribere Editores, con quienes ha sido un placer trabajar. ¡Y lo seguiré haciendo!

Os dejo aquí sus logos con enlaces.
recordad que el libro sigue a la venta online en la web de la editorial, y que está disponible la compra de ejemplares firmados.









¡Si te ha gustado, compártelo!
¡Y no te olvides de comentar!

30 de abril de 2016

Visita Guiada en la web

Hola a todos!

Ya era hora de que renovara la Visita guiada de mi web, una presentación FLASH interactiva donde se explica cada apartado de mi web, con enlaces directos para ayudar a los visitantes a guiarse, en caso de dudas.

Tiene bastantes horas de trabajo, así que espero que os resulte útil en caso de necesitarla!

Aquí os presento los 7 pantallazos, que corresponden a las explicaciones de las secciones de mi web en la presentación de la Visita Guiada.








Como sabéis, todas las fotos de la presentación (y también en la presentación de portada de la web) son tomadas por mí o por alguien que estaba conmigo al tomarla. En este caso, en orden de presentación, pertenecen a:

  • La costa norte de Tenerife (desde Anaga)
  • Castillo de Eilean Donan (Escocia, UK)
  • Un árbol del Bosque de La Esperanza (Tenerife)
  • Castillo de Kinvara (Irlanda)
  • Bosque de laurisilva (Garajonay, La Gomera)
  • Costa de la Isla de Cabrera (y de Mallorca al fondo)
  • Atardecer en la Playa de Essaouira (Marrucecos)

Espero que os guste, no dudéis en probarlo in vivo!!




¡Si te ha gustado, compártelo!
¡Y no te olvides de comentar!

5 de abril de 2016

La Tierra de Anne


La Tierra de Anne (ciudades)
La Tierra de Anne


Hoy vengo a traeros mi último mapa! El mapa de la Tierra de Anne.

EL NOMBRE

Ya conocéis el Viejo Mundo, el continente donde ocurren la mayoría de mis historias. Hasta ahora había utilizado ese nombre, pero hace algún tiempo que lo estoy poniendo en duda. Le llamé Viejo Mundo, os imaginaréis acertadamente, por cómo se llamó a Europa tras el descubrimiento de América, el Nuevo Mundo. Pero eso conlleva varios problemas, y el mayor de ellos es que por pura lógica, no puede llamarse Viejo Mundo antes de que descubran el Nuevo Mundo. Sus habitantes tenían que llamarlo de alguna manera antes de ese momento. Como sabéis, la historia de Mi Mundo va "en paralelo" a la de nuestro Mundo Real, y es a finales del S. XV cuando se descubre el Nuevo Mundo también. Pero claro, es que la mayoría de historias que he escrito ocurren con anterioridad a ese momento. De hecho, los elfos colonizaron Mi Mundo durante más de 100.000 años antes de eso. ¿Cómo iban a llamarlo Viejo Mundo? Los elfos de Laentis-Anne, una de las Doce Altas Estirpes de los Elfos, llegaron a este continente al principio de los tiempos, y lo ocuparon en toda su extensión, viendo, después, cómo los hombres despertaban, eran capaces de aprender, por eso los tomaron en consideración. Pero en ese momento, ya ocupaban todo el continente. Los numerosos pueblos de hombres que vivieron allí durante y después de la marcha de los elfos (que ocurre tras la Guerra de los Mil Años, en el S. V) heredaron mucho de ellos, y lo aprendieron casi todo. Es lógico que de utilizar algún nombre, usaran el de los elfos. ¿Y cómo llamaban los elfos al Viejo Mundo?
Siguiendo una costumbre que comenzó tras el desembarco de Aradán en la Tierra de Aradán, la Reina Anne también puso su nombre a la tierra que acababa de descubrir a su llegada al Viejo Mundo. Es lógico que los hombres usaran los nombres elfos, aunque en muchas ocasiones los acabarían cambiando. Pero por mucho que le cambiaran el nombre al continente, jamás habría sido Viejo Mundo, pues hasta el S. XV no descubieron el Nuevo Mundo.
Sí, todo este rollo es para explicaros que lo que hasta ahora he llamado el Viejo Mundo, se llama realmente la Tierra de Anne. Así que a partir de ahora trataré de usar éste nombre, aunque lo podréis encontrar de ambas formas. No volveré a usar la denominación Viejo Mundo en mis historias, y trataré de corregir las ya escritas, pues el nombre correcto es la Tierra de Anne.

EL MAPA

He tardado unas dos semanas en hacer este mapa. Lo he hecho a mano, a tinta, y después lo he escaneado, para editarlo en photoshop, y darle todo el color. Me ha costado mucho trabajo, especialmente las montañas. Considero que me han quedado demasiado pequeñas, pero el mapa es tan grande, que permite el detalle. Ésa es la idea, que haya que hacer zoom para apreciar el detalle, de ahí que los nombres de las ciudades sean tan pequeñas.

Como sabéis, ya tenía cartografiada esta región de Mi Mundo, es un mapa que he usado mucho y que me habréis visto. Tengo varias versiones del mapa, pues lo dibujé por primera vez en algún momento entre 1996 y 1999, cuando vivía en Valencia. Es éste de la izquierda. Lamento la mala calidad, hice la foto con el móvil. Está viejísimo y a penas se ve con el manchurrón de cera, pero tiene muchísimos nombres de ciudades que, cuando los anoté ahí, no tenía ni idea en qué se convertirían. Es impresionante.



El que usaba hasta ahora es esta versión, que aunque me parecía una solución viable, hacía tiempo que quería renovar. Os pongo el ejemplo de la Guerra de los Mil Años, pues es el que mejor está. En él se muestra la evolución de los pueblos de la Tierra de Anne entre los S. -VI y V, y que determinaría toda la historia posterior.


Plano del Viejo Mundo durante la Guerra de los Mil Años

Quiero hacer lo mismo con esta nueva versión del mapa, aunque como he ido ganando en destreza, he pensado hacerlo en FLASH, de forma que sea interactivo, donde se muestre además la Línea del Tiempo de la Guerra de los Mil Años, esto es, a medida que se muestre la animación de la evolución sobre el mapa, irán apareciendo notas con los principales hechos ocurridos durante la guerra. Es decir, uniré ambas cosas.


Línea del Tiempo de la Guerra de los Mil Años

La verdad es que me ha costado mucho hacer este mapa, llegar a esta nueva versión que me encanta. Con el tiempo ya iré renovando los demás. Como habréis visto, mi habilidad ha mejorado mucho, yo mismo estoy sorprendido. Éste es el segundo que hago siguiendo este estilo, y creo que me ha quedado mejor (el primer intento fue el mapa de El Plemirión).
En lugar de calcarlo, como hacía antes, he optado por el sistema de WASD20, tratando de formar la tierra que iba a dibujar utilizando judías. Sí, las desparramas todas y las colocas simulando la linea de costa que vas a dibujar, y a mano alzada, la marcas. Partiendo de ahí, haces las grandes tierras y las islas. Te orientas sobre tu mapa, y trazas montañas, ríos y bosques, y lo tienes. Lo que más me costó fueron las montañas. Como os decía, han quedado demasiado pequeñas, pero estoy muy orgulloso de ellas. ¡Jamás hubiera soñado con dibujar unas montañas como ésas! Las hay mejores, vale, pero las he hecho yo. Así que están genial.
Además, mi habilidad con el photoshop, que es pésima, me ha dado como para darle todo el color. Ponerle el fondo, delimitar el mar y colorear cordilleras y bosques. En realidad todo es ponerse. Y he disfrutado mucho haciéndolo.
Así que a partir de ahora el que crea que no puede hacer esto, ya puede ir cambiando de idea.

Pronto os iré enseñando mejores versiones del mapa de la Tierra de Anne, donde se nombren los accidentes geográficos y las naciones a lo largo del tiempo. En el que os presento ahora, se muestran las principales ciudades, así como algunas menores que aún así son importantes en algunas de mis historias.

¡Espero que os haya gustado!



¡Si te ha gustado, compártelo!
¡Y no te olvides de comentar!

13 de febrero de 2016

Torres Mirdan: ejemplo de un mundo ilimitado

Hola a tod@s!

Hace algún tiempo os hablaba de las que considero las Reglas del Worldbuilding, donde la primera de ellas es que "tu mundo es ilimitado". Resulta que recientemente he saboreado esa sensación, gracias  a Torres Mirdan. Los que me seguís podréis haber leído ese nombre en cualquier momento de los últimos 17 o 18 años, ya sea en un relato o novela, en mi web o en este blog.
Obviamente un mundo secundario no puede ser ilimitado por sé. Tiene límites y tiene que tenerlos, pero no tenemos por qué conocerlos a priori. Es decir, podemos dibujar planos y determinar las propiedades de un territorio, dejando parte del mundo por descubrir para más adelante, para otras historias. Tal es el caso del Mundo de Canción de Hielo y Fuego, de J.R.R. Martin, que nos cuenta una historia que transcurre en lo que viene a ser un cuarto de su mundo secundario, y no sabemos nada del resto.
Pero la afirmación de que nuestro mundo es ilimitado no solo nos permite dejar territorios de ultramar para historias futuras, sino que nos invita a ir detallando cada vez más lo que ya conocemos. Tal es el caso de Torres Mirdan, o la Ciudad de las Ocho Esencias. Ésta es su historia, desde el punto de vista de su creación literaria, hasta la fecha.

No recuerdo en qué momento dibujé el primer mapa de la Tierra de Anne, o Viejo Mundo, como se llamaría después al continente donde transcurren la mayoría de las historias de Mi Mundo. Yo era un adolescente que soñaba con un mundo secundario, sin imaginar hasta dónde crecería (aun ahora no puedo imaginarlo). En aquel momento, en 1996 y 1999, que aún vivía en Valencia, hice los primeros mapas de Mi Mundo. He aquí una versión muy antigua del Viejo Mundo:

Plano del Vijeo Mundo
(Dibujado a finales del milenio pasado)

Os indico la localización de Torres Mirdan, pues la calidad es malísima (he hecho la foto con el móvil, os pido disculpas). El caso es que en aquel momento situé un gran número de ciudades en el mapa, entre ellas Aluadinia, Düredar, Esselnesse, Bourone, Karak-Lunn o Torres Mirdan. En la mayoría de los casos mantuve sus nombres y localizaciones a medida que iba sabiendo de ellas, aunque en otros casos las modifiqué, según la historia iba demandando, aunque siempre con respeto y mucha coherencia. En cuanto a Torres Mirdan, en aquél momento no fue más que un punto sobre el mapa. No me dijo nada hasta mucho después.
Torres Mirdan no apareció en ninguna de mis historias hasta 2011, cuando comencé a escribir Crónicas de la Guerra de los Mil Años. Hasta entonces sabía que había sido construida y habitada por los Elfos de Laentis-Anne (quienes habitaron el Viejo Mundo), y en ese momento supe que en torno al año 20 del Calendario del Viejo Mundo sería arrasada por los vesorianos, quienes la redujeron a ruinas. Más tarde, en el S. V, Odín, la Bruja Bella, sembraría entre sus ruinas unas semillas de las que brotarían unas enredaderas que engullirían la ciudad, y de cuyas flores nacerían demonios. 
Eso era todo lo que sabía de Torres Mirdan hasta ahora. Me he pasado los últimos 5 años preguntándome por ella y por su pasado. Algo me decía que había sido un importante lugar antes de la conquista, pero no sabía por qué ni de qué manera. Pero ahora lo sé. Torres Mirdan fue conocida como la Ciudad de las Ocho Esencias.


Viejo Mundo durante la Guerra de los Mil Años

Actualmente, que estoy escribiendo El Triángulo Sagrado, Mnesarco, de Samos, su protagonista, va a visitar Torres Mirdan en el año -545 (cinco siglos antes de su caída). Pasa tan solo una noche allí, pero queda maravillado con su esplendor. En este época, Torres Mirdan es un centro de conocimiento, donde se estudian las Ocho Esencias (o magias) que conocen los elfos. Por cada una de ellas crece una alta torre, que corona la ciudad. Ésta, a su vez, se asienta sobre un alto promontorio, rodeado por un bosque. Es una ciudad impresionante, que podréis encontrar descrita en esta historia, pero no he podido evitar dejaros aquí este pedacito. 

El sol se alza sobre nuestras cabezas, amenazando con esconderse tras el acueducto, a nuestra izquierda, cuando podemos diferenciar las torres sobre el promontorio. Aquella enorme masa de tierra se alza en peligrosos riscos, hasta culminar en una inclinada cumbre, sobre la que se levanta la ciudad. Hacia el oriente, el promontorio alcanza la mayor altitud, descendiendo hacia occidente. Una alta torre se yergue desde la zona más alta de la ciudad, pero no es menos impresionante que las otras siete, que crecen, imperiosas, hasta bien alto también. Parece que haya puentes en las alturas que conecten las torres, pero no alcanzo a verlo bien, mientras el ansia por ver ese lugar me carcome.
La calzada continúa hasta los pies del promontorio, y le ordeno a Fulgurante que acelere el paso. Ocho altísimas torres de planta cuadrada se alzan en un tono blanco impoluto allí arriba, rodeadas de columnas estriadas que las acompañan desde su nacimiento hasta los altos torreones. Están unidas por grandiosas arcadas que nacen a sus pies, hasta alcanzar la altura de los puentes que unen las enormes torres. En lo más alto, los ocho torreones apuntan al cielo en diferentes tonos de color, y desde ellos, hasta abajo, numerosas gárgolas asoman en los vértices, con formas que no alcanzo a ver desde aquí. Son impresionantes.

Me he maravillado tanto al visitarla como el propio Mnesarco, permitiéndome saber cómo fue antes de que cayera en desgracia. Creo que la propia historia de la ciudad es interesante, más allá de las historias que puedan suceder en ella.
Espero que contaros el proceso creativo por el cual he construido Torres Mirdan, que me ha llevado 18-20 años, sirva de ejemplo para que entendáis que un mundo imaginario es ilimitado. Ya sea porque hay territorios más allá de la frontera, como porque aún te quedan muchas cosas por descubrir de los territorios que crees conocer.

Ya lo sabéis, encontraréis mucho más en los Talleres de Creación de Mundos de la Escuela de Formación de Escritores.
Hasta pronto!




¡Si te ha gustado, compártelo!
¡Y no te olvides de comentar!

23 de enero de 2016

Worldbuilding. Manual de creación de mundos imaginarios


¡Sí! Ya esta aquí Worldbuilding, Manual de creación de mundos imaginarios, publicado por  Scribere Editores, como manual del Taller de Novela Fantástica: Creación de Mundos de la Escuela de Formación de Escritores, y como manual para uso individual.
Está dirigido a escritores de fantasía, worldbuilders o creadores de mundos, directores de juegos de rol o de entornos virtuales. Estoy seguro de que sabrán sacarle provecho. El manual está hecho con mucha dedicación, consultando fuentes y utilizando ejemplos de mundos imaginados por autores conocidos. Ha sido un trabajo riguroso, que se irá ampliando y profundizando en futuras ediciones, además de en los talleres que ya están disponibles.
Ya os hablé de los contenidos del libro, que son los mismos que los del taller general de Creación de Mundos.

Ficha Técnica
Titulo: Worldbuilding. Manual de creación de mundos imaginarios 
Editorial: Scribere Editores
Imagen de portada: Scribere Editores (2016)
Año de escritura: 2015
Año de edición: 2016
Número de páginas (Din A4): 130
Formatos: Kindle y PDF (posiblemente llegue también en papel).
Precio: 5.95€

Enlaces relacionados
Oficial en mi web: bit.ly/WBManual
En Scribere Editores: scribereeditores.es/producto/worldbuilding-manual-creacion-mundos-imaginarios/
En Amazon: relinks.me/B01AWLN9TA
Desacarga de las primeras páginas: scribereeditores.es/wp-content/uploads/2016/01/Worldbuilding-Completo-SE-primeras-p%C3%A1ginas.pdf



¡Si te ha gustado, compártelo!
¡Y no te olvides de comentar!