8 de julio de 2018

Innarith, la platada (y cómo dibujar ciudades)



Hoy vengo a mostraros el mapa de Innarith, la Plateada, la ciudad donde transcurre Gnosis, el relato en que estoy trabajando ahora, un spin off de El Triángulo Sagrado. Innarith fue la ciudad elfa más meridional de la Tierra de Anne. También fue la última gran ciudad que los elfos de Laentis-Anne construyeron. La edificaron varios milenios después del Gran Cataclismo, ya entrada la Edad de los Hombres, pues la Reina Mielina estaba prestando atención a los hombres, y los que vivían en el Plemirión resultaron ser los más capaces, los que evolucionaban más rápido. Eran los helenos, quienes seguían a sus propios dioses, contrarios a los Titanes, a quienes adoraban los elfos. La lucha entre deidades tardó en llegar hasta los mortales, pero cuando lo hizo, los helenos unieron sus banderas por enfrentarlos. En el año -776 c.O. los helenos lograron conquistar Innarith, la Plateada, que hasta la fecha había servido de importante puerto a los elfos. Desde entonces allí convivieron los helenos, pues los elfos no se la arrebataron jamás. Con la ciudad bajo su poder, los helenos alcanzaron la soberanía sobre el Plemirión, y su cultura creció libre del yugo elfo.

Mientras hacía el mapa, fui pensando en las cosas que debía tener en cuenta, para traéroslas aquí. En el manual de Worldbuilding daba algunas pautas sobre cómo crear ciudades, pero hacía más referencia a la ciudad literaria, a las nociones que debemos tener de nuestra ciudad para poder ambientar nuestra historia en ella. Al final se incluían pautas para dibujar mapas de ciudades, pero creo que en la próxima edición reescribiré esa sección, pues no quedó como me gustaría. Así que aquí vengo con algunas nociones más a tener en cuenta para dibujar mapas de ciudades.

Dimensiones y otras consideraciones

Lo primero en que debes pensar es en las dimensiones de tu ciudad. Toma un lienzo lo más grande posible e imagina lo grande que quieres que quede la ciudad sobre el mapa. ¿Es una inmensa urbe o una aldea fortificada? Trata de imaginarte las dimensiones sobre el mapa, pero no dibujes nada aún, antes debes colocar la geografía.
Dibuja a lápiz, y ten a mano la goma, no tengas miedo de usarla. Ya lo pasarás a tinta al final. 

La geografía

¿Se trata de una ciudad portuaria o interior? Puede que tu ciudad se encuentre entre montañas, y que diferentes secciones se levanten en cimas cercanas, unidas por una muralla. O que se tate de una extensa llanura, que cruza un río. ¿Dónde habría sido el mejor lugar para construir una ciudad? Debes plantearte esto desde dos perspectivas: el emplazamiento de la ciudad a nivel macro y nivel micro. Me explico:

Macroemplazamiento


En primer lugar debes poder situar tu ciudad en un mapa superior, es decir, de la región, nación o continente donde se encuentra la ciudad, pues ello te dará información para entenderla. Pude que ya la tengas situada en el mapa, o que no te interese esta parte, en ese caso, sáltatela. Si es el primer caso, piensa en qué le aporta el terreno a al ciudad, en cuanto a recursos. No es lo mismo una ciudad portuaria que una ciudad entre montañas. Si la vas a situar ahora en el mapa, ten en cuenta las razones por las que sería construida. Puede tratarse de una posición estratégica, ya sea desde el punto de vista militar como civil, por tratarse en regiones en que se da bien el cultivo, por ejemplo. Debes tener en cuenta también la geopolítica, y las razones históricas que llevan a una cultura a construir en tal emplazamiento. Pero de eso hablamos más adelante. Además, no olvides que una ciudad debe tener un constante suministro de agua, así que no se encontrará lejos de una fuente de agua potable.

Microemplazamiento


Teniendo en cuenta el lugar donde se va a construir la ciudad, puedes imaginar la geografía sobre el mapa de tu ciudad. Dibuja  la linea de costa y todos los elementos de escenografía primero. Trata de pensar en el mapa como si tuviera tres dimensiones. Dibuja los lugares donde el terreno se eleva o desciende (consulta el mapa de Innarith para un ejemplo). Deja bien clara la geografía, pues en principio debe ser estática, la ciudad debe adaptarse a ella, y no al revés. Piensa en cómo los constructores de la ciudad pudieron aprovechar la geografía para planificar el comienzo de la ciudad. Las posiciones elevadas suelen ser las mejor defendibles.

La cuarta dimensión: la historia de tu ciudad

Antes de comenzar a dibujar tu ciudad, debes pensar en ella como algo temporal, no es estática. Tuvo un comienzo, una primera piedra que se levantó por alguna razón en ese lugar específico. Y por esa y otras razones se logró convertir en la gran urbe que quieres dibujar. Piensa en tu ciudad como un ente cambiante: nació en un punto, y desde ahí creció hasta el punto de inflexión en que es plasmada en tu mapa. Es interesante pensar en hacia dónde evolucionará después, pero eso no nos interesa ahora. Pensar en cómo creció tu ciudad le dará sentido al mapa. Puede haber nacido desde una atalaya fronteriza, de una aldea de pescadores, o de un pueblecito de montaña. Si conoces su historia, podrás darle sentido. El primer emplazamiento de la ciudad suele ser el más importante, y en torno a él crece la ciudad, que puede haber incluido en el tiempo a otros núcleos urbanos cercanos. Debes pensar en los periodos bélicos que haya vivido la ciudad, pues en ese momento la ciudad habrá tenido que preparar defensas, como murallas, fosos y torres. Debes tener en cuenta la evolución de la ciudad, y situar sus edificios de acuerdo a ella.

Construcciones

Sitúa primero aquellos edificios que fueron construidos en primer lugar. Es posible que haya pasado mucho tiempo de eso, y que otros los sustituyan, no importa, dibuja esos. Las primeras construcciones deben tener en cuenta la geografía en primer lugar. Coloca la primera piedra de tu ciudad. Comienza con los edificios emblemáticos y las posiciones defensivas, y deja las pequeñas edificaciones para el final. Debes pensar en algo importante llegados a este punto: ¿Tu ciudad fue planificada o surgió erráticamente a demanda de sus habitantes? Por que ello determinará su callejero. Las ciudades planificadas son ordenadas, con calles largas y plazas bien situadas, donde predominan los ángulos rectos. Las ciudades que crecieron libres en el tiempo son desordenadas y responden más a la historia de la ciudad, a lo que necesitaron sus habitantes, a la velocidad a la que crecieron, a lo que les ha permitido la geografía... Una vez hayas situado los edificios emblemáticos, las grandes plazas y las posiciones defensivas, puedes comenzar a dibujar edificaciones menores. Piensa de nuevo en el callejero, normalmente las ciudades tienen avenidas principales que unen los edificios emblemáticos con las puertas de la ciudad. Estén ordenadas las calles o no, habrá desde calles más anchas hasta callejones. 

Escala

Debes tener en cuenta la escala también, sin olvidar las dimensiones de tu ciudad. Toma una regla y mide uno de tus edificios. Calcula cuánto que debe abarcar la fachada que acabas de medir. ¿Cinco metros? Ya tienes la escala. Para hacer un cálculo del tamaño del edificio de tu mapa, imagínate dentro de él, compáralo con las dimensiones del lugar donde estás. La distancia en milímetros equivale a esa distancia imaginaria en el mapa. Es bueno que dibujes una linea recta a un lado, y marques equivalencias de tu escala, para poder manejarla mejor. La escala te ayudará a mantener las proporciones de los edificios, trata de mantener una coherencia. Los edificios emblemáticos suelen ser los de mayor tamaño, y las viviendas más pequeñas, pero todo dependerá de tu ciudad, porque en una ciudad actual tal vez no se cumpla esa regla.

Tecnología y estilo arquitectónico

Puedes plantearte también, para darle más realismo, cómo son tus edificios. ¿Están hechos de adobe, de ladrillo o de piedra? ¿En qué momento evolutivo, desde el punto de vista cultural, se encuentra tu ciudad? Puede que no quede plasmado sobre el mapa la belleza de tus edificios, pero debes imaginártela, para poder contarla después. Además, el mapa de tu ciudad se verá condicionada por ella. Debes pensar la forma en que viven en tu ciudad, ¿tiene parques, plazas monumentales, templos y hermosos puentes? Puedes plantearte de qué formas expresan el arte sus habitantes, puede que levanten estatuas en plazas, y que adornen sus edificios con columnas. Ahí es donde juega la imaginación, y tu creatividad. No te olvides de buscar la coherencia con respecto a la geografía y la evolución de tu ciudad.

Trabajo posterior

Puede que hayas borrado mil veces hasta darle forma a tu ciudad. El nivel de detalle que hayas alcanzado dependerá de tu habilidad, no te vengas a bajo las primeras veces. En todo caso, un mapa nunca está acabado en lápiz, al pasarlo a tinta gana mucho. Elige rotuladores de punta fina con varias medidas, para que puedas jugar con los detalles. La línea de costa y los elementos geográficos estructurales suelen ir con mayor grosor, y los edificios menor. Usa rotuladores de colores para dibujar las líneas geográficas que marcan el relieve en el mapa, para las zonas boscosas, los campos o lo que necesites. Pasarlo a tinta es una tarea costosa en tiempo, pero vale la pena. Y el mapa no acaba ahí. Después debes pasarlo por el scanner y de ahí a retocarlo con el photoshop, pero eso daría para un tutorial completo, y no es el objetivo ahora.

Espero que esta entrada os haya gustado, y os haya servido para dibujar vuestro mapa. 
Saludos!
Chris.











¡Si te ha gustado, compártelo!
¡Y no te olvides de comentar!

1 comentarios:

James Peake dijo...

Muy bien Chris. Me alegro que vuelvas a tu literatura.
Sigue así

Publicar un comentario