28 de agosto de 2014

El Conocimiento en Mi Mundo: La Universidad

La primera universidad en todo Mawol fue fundada en torno al milenio XX de la Edad de los Elfos. En esa época, los elfos de los Reinos de Eleanor comenzaron a vivir una larga etapa de paz y prosperidad, una vez terminadas las Guerras de la Sangre. En el archipiélago aún quedaban seis de las doce Altas Estirpes de los Elfos: la de Assëe, la de Cardonón, la de Quivarén, la de Menedhrassé, la de Anaereá y la de Firindain. Fue en la ciudad de Orthara, la Grandiosa, donde surgió la primera universidad. Orthara fue una de las pocas que quedaron en pie tras la guerra, cuando la Tierra de Aradán se partiera en el archipiélago, situada al sur, bajo los dominios de la Casa de Assëe. Pocas ciudades quedaron en pie tras aquello, así que Orthara gozó de prestigio y días cálidos. 
La primera universidad surgió en torno a la figura de Norah, la hija de Asdida, Reina de Cardonón, hija de Edön, Primero de la Estirpe. La poderosa hechicera pasó largo tiempo en Orthara, pues en su recorrer por los Reinos Elfos de Eleanor, allí decidió quedarse, admirada. La elfa, en contra de otras corrientes, estaba convencida de que el conocimiento debía transmitirse, cualquiera que fuera su naturaleza. Ella, que frecuentaba los mismos lugares que el pueblo en Orthara, logró muchos amigos, adeptos y seguidores, y no sólo ensanchó su nombre y el de su casa, sino que fundó la primera universidad.
En sus inicios fue una comunidad de maestros y alumnos, generalmente en grupos reducidos. La Princesa Norah enseñaba magia, teología e historia, y muchos aprendieron con ella. El modelo se reprodujo en aquella misma ciudad y en otras, y pronto los maestros comenzaron a asociarse, aportando alumnos. La primera insitutición universitaria fue fundada en Orthara, pero en torno al Milenio XXX ya había universidades en las principales ciudades elfas, ya fuera en los Reinos de Eleanor, como en ultramar. Bien conocidas serían, de hecho, las Universidades de Cordonia y Rordam, en el Viejo Mundo, donde por aquel entonces vivían los elfos de Laentis-Anne.

Las universidades elfas se organizaban en escuelas, por enseñar sólo uno de los conocimientos, o en universidades, cuando enseñaban más de uno. A ellas accedían sólo elfos de clase alta, y quienes pudieran pagarlas. A menudo no tenían más de unas decenas de alumnos. En ellas se enseñaba los seis Asthira, o conocimientos: filosofía, teología, artes, magia, ciencias y letras, aunque estas dos se dividieron más tarde en matemática, medicina, geografía y alquimia por una parte, y en derecho, lengua e historia por otra. Se organizaban generalmente en órdenes docentes, aunque a mnudo éstas eran también religiosas y/o militares.

Castillo de Lichtenstein (Sur, de Alemania), que bien pudo tener el aspecto de una universidad elfa.
Fuente: Wikipedia.


Los hombres, en aquel tiempo, carecían de tecnología y conocimientos, y los elfos no les prestarían atención como seres conscientes hasta poco antes del Gran Cataclismo, en torno al Milenio C, de la Edad de los Elfos. Cuando comenzaron a interactuar con ellos aprendieron muchas cosas muy deprisa, manteniendo buenas relaciones en casi todas partes. Pero no sería hasta mucho después, cuando los hombres fundaran su primera universidad.
Los primeros hombres en tener acceso a las universidades elfas fueron los kitan, en las Tierras Orientales de Catai. Aquello ocurrió en el Siglo VI antes del Calendario Occidental, y sería un hito sin precedentes que marcaría la concepción que tenían los elfos de los hombres.
En el Viejo Mundo, a los hombres no se les permitió acceder a las universidades elfas, a pesar de las buenas relaciones que tuvieron entre especies. Pero cuando los elfos se marcharon, tras la Guerra de los Mil Años, se llevaron consigo su conocimiento. Los hombres debieron crecer solos allí, y no les fue mal. Aún durante la cruenta guerra, las primeras escuelas nacieron en la Isla Rocosa, donde vivían los helenos. En aquellas primeras reuniones entre maestro y alumnos surgieron algunas de las más grandiosas ideas que concibieran los hombres.
Pero sería mucho más tarde, en la ciudad de Boln, en la Península de Leraro, donde se fundara la primera universidad por los hombres en el Viejo Mundo. Fue en el Siglo XI, en el Calendario Occidental, y se le atribuyó a Irnerio, un hombre al que consideraron sabio, y que se esmeró en transmitir su saber. Cuando firmaran los primeros estatus de la Universidad de Boln, trataron de imitar a las universidades elfas, basándose en lo que recordaban de épocas anteriores. La mayoría comenzaron a expensas de la iglesia, por lo que fueron importantes centros teológicos, donde además enseñaban artes, filosofía y letras. La magia y las ciencias estaban prohibidas en aquel entonces, pues se consideraban herejía, por lo que nunca una universidad de los hombres en el Viejo Mundo las ofreció. Pronto fueron surgiendo universidades por todo el Viejo Mundo, tratando de almacenar y transmitir el conocimiento en las diferentes civilizaciones que en él convivían. A raíz de ésta, imitando a los elfos también, los hombres se organizaron en órdenes docentes, algunas especialmente relevantes en la historia.

Los enanos no utilizaron jamás ese término, pero se reunían en gremios también, ya incluso antes de alcanzar la superficie e interactuar con los elfos. Los enanos amasaron mucho conocimiento, que se esmeraron en transcribir y transmitir. En los gremios, que ellos llamaban Kad, se enseñaban similares conocimientos como los de los elfos, aunque ellos siempre fueron muy hábiles, especialmente en construcción, química y alquimia, derecho, teología y escritura. A través de éstas dos últimas canalizaban su magia.

Las universidades en Mi Mundo fueron importantes centros de conocimiento. Fueron escasos en ocasiones, sobre todo entre los hombres, quienes tardaron más en alcanzar mayores conocimientos. Más adelante os hablaré de los Saberes de la Magia, que se enseñaron en unas u otras universidades, dependiendo de la cultura y su teología. Además, también escribiré una entrada sobre las órdenes docentes, para que os hagáis una idea de la organzación de Mi Mundo, al menos en lo que a órdenes se refiere. Éstas muchas veces eran independientes de los estados, y las diferentes vertientes se extendieron mucho, rivalizando en ocasiones.
Creo que es un tema interesante que tengo poco desarrollado en Mi Mundo, así que esta entrada será la primera de una serie que titularé, el Conocimiento en Mi Mundo.

Pronto os cuento más!


¡Si te ha gustado, compártelo!
¡Y no te olvides de comentar!

2 comentarios:

Hammer Pain dijo...

¡Hola! que despiste el mío no haberme suscrito a tu blog antes pero ya está arreglado :) Podré seguir tu trabajo al día ¡me encanta por cierto, tienes una imaginación portentosa!

¡Saludos, nos leemos!

http://donde-los-valientes-viven-eternamente.blogspot.com.es/

Chris J. Peake dijo...

Muchas gracias por suscribirte y valorar mi trabajo! Todo un honor viniendo de alguien que vive la fantasía con tanta pasión!

un abrazo!
Chris.

Publicar un comentario