15 de diciembre de 2006

Lo insignificantes que somos en el universo...

He recibido un mail muy interesante. Normalmente los forwards no los abro, directamente los elimino, pero hay algunos, según el asunto o dependiendo de quién me lo envíe... que lo miro.
Este he tenido que verlo, pues el asunto era el título de este post, aunque en inglés.

En el mail aparecían las fotografías que yo os presento más abajo, una detrás de otra, como aquí, para que nos hagamos una idea de lo que es la Tierra en el universo.
Decía, con mucha certeza, que la mente humana no estaba preparada para comprender lo que éramos en el universo, pues la escala es demasiado grande...

Mirad, en esta primera fotografía, se muestran los planetas rocosos de nuestro sistema solar: Mercurio, Venus, la Tierra, Marte y además, Plutón (no entraremos aquí en el debate, esto debió ser hecho antes de que Plutón dejara de ser considerado planeta).




Como vemos, la Tierra es la más grande de ellos.

Ahora bien, si ponemos todos los planetas de nuestro sistema solar en la misma fotografía, a escala mucho mayor, vemos que los ganadores en volumen son Júpiter y Saturno, seguidos de Neptuno y Urano, los planetas gaseosos. La Tierra, para que comparéis, es el quinto en tamaño, situada debajo de Urano.




Ahora, añadamos en la fotografía al Sol, fuente de alimentación de nuestro pequeño microuniverso que es el sistema solar. Para ello, hemos de aumentar la escala aun más, como se ve en al fotografía.




Sí, la tierra es ése que está señalado... El cuarto puntito. ¿Ridículo?
Salgamos de nuestro sistema solar y pasemos a comparar los soles. ¡Pero no olvidéis lo que es el Sol con respecto a la Tierra!

En la siguiente foto aparece nuestro Sol junto a otros tres: Sirius, Pollux y Arcturus. Sí, el Sol es el primero, el señalado... Así que imaginad los planetas, no se pueden ver. La letra pequeña dice que en esta foto Júpiter, el mayor de nuestros planetas, no es más que un pixel de la imagen.




Para terminar ya, comparemos con más soles del universo. Rigel, Aldebaran, Betelgeuse y Antares son aun mucho mayores que nuestro sol. Y no son más que algunas de las infinitas estrellas que hay en el universo...




A esta escala, ¿cómo dibujaríamos la Tierra? Imposible...
¿Y a uno de nosotros?
¿Qué somos?
Es impresionante intentar ver las cosas como son, eh? Nosotros estamos ahí, perdidos en algún lugar recóndito del universo, y nos creemos algo. No somos nada. Un desliz de la naturaleza, que se le ha ido de las manos, por cierto...

En el mail comparaba el hecho de que nosotros, los humanos, entendamos cómo es el universo, y lo que somos nosotros en él, con lo que sería explicarle a una hormiga la inmensidad de internet...

Es de risa...

3 comentarios:

Ailën dijo...

Glups! Me da escalofrios pensar lo que somos...porque, comparado con el imfinito, apenas somos un punto...ni eso! :S
Que mareo...
besos!!!

Ismael Diaz Sanchez dijo...

Hola Chris, buen post.
Hice uno también relacionado con lo insignificante que somos y lo especial que nos creemos.
El post se llama: "Somos tan insignificantes en el Universo como especiales nos creemos" - Te dejo el link: http://noticiassobrelaciencia.blogspot.com.es/2012/07/somos-tan-insignificantes-en-el.html

George Miquilena dijo...

Pensar en los cientos de supercúmulos de galaxias que hay en el universo observable...

Publicar un comentario